top of page
  • Alberto E. P.

Viaje por Namibia en 12 días | Consejos, rutas e itinerarios

Descubre toda la información sobre nuestro viaje en 4x4 por los mejores destinos de Namibia: Etosha, desierto del Namib, Swakopmund... ¡No te lo pierdas!


Valle del Deadvlei. Desierto del Namib, Namibia
Valle del Deadvlei. Desierto del Namib, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Sin lugar a dudas, recorrer Namibia en 4x4 es uno de los viajes estrella que hemos realizado en este blog y una gran forma de conocer e iniciarse por los viajes dentro del vasto territorio africano, tan grande y diverso que uno no sabe por donde empezar ni qué lugar elegir para iniciarse. Ya habíamos visitado el norte de África, Marruecos en concreto, pero esta sería nuestra primera incursión en el África negra. Elegimos precisamente comenzar en Namibia por muchas razones, pero sobre todo lo elegimos por sus innumerables atractivos naturales y por la seguridad que ofrece a sus turistas.


En nuestro caso, y el de la mayoría de turistas que visitan este país, recorrimos el país realizando un road trip inolvidable a bordo de una camper 4x4 que alquilamos allí para la ocasión, gracias a la cual pudimos vivir una gran aventura por Namibia de una forma fácil y sencilla. En nuestro caso, nos decantamos por este tipo de vehículo ya que, entre otras cosas, nos pareció mejor y más cómodo que dormir 12 días en una tienda de campaña en el techo de un todoterreno, que es lo que suelen hacer la mayoría de los turistas del país.


Esta elección fue fundamental para disfrutar del viaje y desplazarnos cómodamente por Namibia, ya que, por si no lo sabías, Namibia es un país muy extenso, aproximadamente el doble de tamaño que Alemania. Los desplazamientos son en ocasiones eternos, de varias horas de duración, a lo que hay que añadirle que muchas de las carreteras del país son caminos de tierra y no están asfaltados, lo que dificulta y ralentiza aún más los desplazamientos. Pero ese es precisamente el encanto de Namibia, un país salvaje e inhóspito, que necesita ser conocido y explorado con tranquilidad, sin prisas, convirtiendo esta visita precisamente en una aventura.


camper 4x4 costa Cape Cross, Namibia
Nuestra camper 4x4 en la costa de Cape Cross, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Namibia es un país muy singular. A pesar de ser enorme, en él sólo viven unos 2 millones de personas, lo que le convierte en el segundo país más despoblado del mundo sólo por detrás de Mongolia. Esto se traduce en una extraña sensación de estar viajando completamente solo por el desierto, una ilusión rota cada cierto tiempo por algún autobús o todoterreno en el momento que se cruza contigo por la carretera.

Este enorme país nos dejó fascinados desde el primer momento. Es un enorme desierto en el que pueden apreciarse innumerables tipos de paisajes desérticos, semidesérticos y áridos. Más allá de sus grandes atractivos turísticos, como pueden ser Etosha y el desierto del Namib, explorar Namibia es algo mucho más profundo que ver animales y dunas.


Antes de entrar en materia, te recomendamos leer nuestro post 10 consejos para viajar a Namibia por libre, barato y seguro, aquí podrás descubrir muchísima información de utilidad para tu próximo viaje a Namibia.


Sin más preámbulos, te contamos a continuación qué hicimos en estos 12 días, qué lugares visitamos, cómo nos movimos por la región, dónde nos alojamos en cada lugar, y con más profundidad, qué cosas no te puedes perder si quieres visitar Namibia por libre, con tu todoterreno 4x4 y de forma económica. Vamos allá!


Carretera en Walvis Bay, Namibia
Carretera en Walvis Bay, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Precios y nivel de vida en Namibia


Uno de los productos más necesarios para viajar por Namibia, sobre todo si lo haces como nosotros en todoterreno 4x4 y por libre, es la gasolina. Si eres español o viajas desde España, comentar que la gasolina es más barata que en Europa y su precio ronda los 1€/litro. No obstante, y según el consumo de tu vehículo, una gran parte de tu presupuesto de viaje se irá precisamente en este concepto, ya que como te hemos contado con anterioridad, las distancias en este país son enormes y harás muchísimos kilómetros conduciendo, a veces por carreteras de asfalto y otras muchas, por caminos de tierra.

Otro de los productos más necesarios y básicos en tu viaje será la alimentación. Al contrario de lo que mucha gente pueda pensar, al menos en esta parte de África la comida no escasea. Cualquier supermercado al que acudas en Namibia estará a rebosar de todo tipo de productos, y no existen casi diferencias entre un supermercado namibio con respecto a uno europeo. En cuanto a los precios, son bastante similares a los españoles, sobre todo en lo referente a carne, fruta y verduras. Es bastante complicado encontrar pescado fresco, y en la mayoría de los supermercados existe una sección de comidas para llevar, ya cocinadas, lo que puede simplificar considerablemente algunas fases del viaje.


En cuanto a los alojamientos, hemos de decir que en nuestro viaje por Namibia sólo fuimos a campings y nuestra única experiencia hotelera fue en Windhoek, la capital, por lo que tampoco podemos hablar con mucha profundidad sobre este tema. No obstante, como en cualquier parte del mundo existen alojamientos para todos los bolsillos, más económicos o más exclusivos. Los precios de los campings oscilan entre los 400-500 NAD de media por noche para 2 personas, durmiendo en tu propio vehículo, lo que al cambio viene a ser unos 20-25€/día. También influye en esto si deseas dormir dentro o fuera del Parque Nacional del Namib o del Parque Nacional de Etosha, ya que en el interior de los Parques Nacionales los precios aumentan considerablemente. En nuestro caso siempre dormimos fuera de los parques, pero intentando en todo momento que fuera lo más cerca posible de la puerta de entrada a los parques, tal y como te contaremos a continuación.


Planicies y carreteras de Namibia
Planicies y carreteras de Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

ITINERARIO DE 12 DÍAS POR LIBRE EN NAMIBIA


Día 1. Windhoek - Solitaire


Antes de comenzar con el itinerario de nuestro viaje por Namibia, debemos contar que justo antes de empezar nuestro viaje sufrimos un pequeño inconveniente, y es que la aerolínea con la que contratamos nuestros vuelos de ida y vuelta a Namibia, TAAG Airlines, nos canceló el vuelo de ida dos horas antes de salir, y nos pudimos volar hasta el día siguiente, 24 horas después, comenzando el viaje con un día de retraso (o con un día menos según se mire). Nuestro consejo es que, si puedes, evites viajar con esta aerolínea y hacer escalas en Angola, es un auténtico caos de aeropuerto y siempre que salimos o entramos allí, en ambas escalas, lo hicimos con retraso.

Este hecho hizo que tuviéramos que cambiar algunas partes de nuestro viaje sobre la marcha y prescindir de visitar algunas cosas que habíamos previsto conocer, pero bueno, al final hay que adaptarse a las circunstancias y estos problemas también forman parte de cualquier viaje o aventura.


Nuestro primer día real en Namibia lo pasamos, llegando ya casi de noche y con un día de retraso, en la camper 4x4 que alquilamos. La empresa de alquiler, muy amablemente, la situó en un camping cercano para que pudiéramos dormir allí y no tuviésemos que reservar una noche de hotel más a la que sumar a la reserva perdida del día anterior. Nos recogieron en el aeropuerto y, tras cambiar algo de dinero y comprar un par de tarjetas SIM para nuestros teléfonos, nos llevaron hasta la camper para pernoctar. Sabíamos que era invierno y que haría algo de frío, pero la verdad es que hacía bastante y no íbamos muy bien preparados en este sentido.


Al día siguiente, a las 8 de la mañana, ya estábamos en las instalaciones de la empresa de alquiler donde nos explicaron el funcionamiento de la camper 4x4: montaje de la cama, aguas negras, depósito de agua, frigorífico, etc. Tras firmar el contrato y dejar el depósito de la reserva, pusimos por fin rumbo a nuestro viaje por Namibia con un primer destino: Sesriem.


Luna llena en el desierto del Namib
Luna llena en el desierto del Namib | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Antes de nada, lo primero que hicimos fue conducir hasta Windhoek para buscar una gasolinera donde llenar el depósito hasta los topes y comprar comida para el viaje. Llenar medio tanque de diésel nos costó 770 NAD. Nuestro plan era cocinar todo lo posible en la camper y así ahorrar en restaurantes, alimentándonos por nuestra cuenta. Fuimos a un supermercado SPAR, muy comunes en el país, donde nos gastamos unos 100€ en comida, llenando el frigorífico hasta arriba y con los que sobreviviríamos, haciendo también otras compras más, los siguientes 11 días.

Entre unas cosas y otras, era casi la hora de comer y aún no habíamos salido de Windhoek. A toda prisa, nos montamos en nuestra camper y comenzamos, ahora sí, por fin, nuestra aventura africana. Pronto desapareció la caerretera y se abrió paso el primer camino de tierra que nos llevaría hasta Sesriem durante las siguientes 8 horas de viaje. Toda una experiencia ese primer día de conducción por la izquierda salvando baches y conduciendo por grava. Inolvidable.


El día fue bastante duro y largo. No pudimos llegar a Sesriem por el cansancio acumulado y ya casi de noche hicimos parada en Solitaire, lugar de parada casi obligatoria para llenar el depósito de gasolina y que también dispone de un campsite donde finalmente decidimos hacer noche. Comentar que durante todo el camino de esta primera jornada de viaje no vimos ningún pueblo ni aldea hasta llegar a Solitaire, por lo que podéis haceros una idea de lo desolado que puede llegar a ser Namibia. Condujimos por más de 6 horas!


Dejamos las 2 horas restantes hasta Sesriem, la puerta de entrada al Parque Nacional del Namib-Naukluft, para el día siguiente, y dormimos en el Solitaire Campsite esa noche por 400 NAD (20€).


Cementerio coches abandonados Solitaire, Namibia
Cementerio de coches abandonados en Solitaire, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 2. Solitaire - Sesriem - Parque Nacional del Namib-Naukluft


Solitaire es un lugar muy conocido en toda Namibia al ser un pequeño poblado situado en el centro-sur de Namibia, justo en la intersección de los caminos que llevan a Walvis Bay, Windhoek y Sesriem. Pero también es célebre por otros motivos: posee un cementerio de coches antiguos abandonados en la entrada, donde todo el mundo para a fotografiarse con ellos, y por su gasolinera, en tiempos la única existente en la zona y lugar obligado de repostaje antes de entrar al desierto del Namib. Otro de los atractivos de Solitaire es la famosa pastelería McGregor´s Bakery, célebre en todo Namibia, donde se realizan unas deliciosas apple pie o tartas de manzana que muchísima gente para a degustar en mitad de su viaje hacia o desde el desierto del Namib. Si tuviéramos que elegir algo de este lugar, sin duda nos quedaríamos por encima de las apple pie con los deliciosos muffins de chocolate, una auténtica delicia para los más golosos!

En nuestro caso, nos despertamos muy temprano para desayunar en el McGregor´s Bakery y poner rumbo a Sesriem, a 2 horas aún desde Solitaire. Tras llenar la barriga y el depósito nuevamente de gasolina (400 NAD), llegamos a Sesriem sobre las 11 de la mañana, y nos decidimos a pasar nuestro primer día en el Namib. Para entrar a cualquier Parque Nacional en Namibia se debe pagar una entrada diaria para poder transitar por él. En nuestro caso, pagamos por adelantado los 2 días, este y el siguiente, y nos costó unos 700 NAD por ambos días para dos personas.


Una vez dentro del Parque, este primer día en el desierto del Namib lo dedicamos a visitar, en primer lugar, el Sesriem Canyon, un desfiladero escavado por el río del mismo nombre que aparece con las lluvias torrenciales de la época húmeda. Como fuimos en agosto, el río estaba totalmente seco (aunque encontramos una pequeña poza con un remanente de agua), lo que nos permitió pasear tranquilamente por el desfiladero, el cual es, por cierto, bastante bonito y ofrece vistas a algunas formaciones rocosas singulares.


Sesriem Canyon, Namibia
Sesriem Canyon, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Tras cocinar y comer en nuestra camper, al pie del cañón, fuimos a visitar la famosa Duna 45 (llamada así debido a que está a 45 km de la entrada del parque), una inmensa duna de color naranja que se encuentra un poco antes del parking que da acceso a Deadvlei y Sossusvlei. Si tenéis tiempo y hace buen día, subid a la duna a ver el atardecer, las vistas son impresionantes. La subida hasta la cima dura en torno a 45 minutos, pero merece la pena el esfuerzo. Un poco antes está la Duna 40, quizás más bonita que la 45 y a la que también se puede subir, pero todo el mundo para en esta y no en la otra. Juzgad por vosotros mismos cuando vayáis.


Casi anocheciendo, y a punto de cerrar las puertas del parque, salimos hacia nuestro camping, el Sossus Oasis Campsite, justo al lado de la puerta de entrada del Parque. Mucho más económico que el de dentro, nos costó 2 noches para 2 personas 700 NAD, unos 35€.


Si quieres obtener información más detallada sobre qúe hacer y cómo visitar el desierto del Namib, puedes visitar nuestro post Desierto del Namib: Sesriem, Deadvlei y Sossusvlei.


Duna 45. Parque Nacional del Namib, Namibia
Dunas del Parque Nacional del Namib, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 3. Deadvlei y Sossusvlei


Madrugamos muchísimo para entrar a primera hora al parque y ser los primeros en llegar al parking de acceso al Deadvlei. Cuál fue nuestra sorpresa que no fuimos los únicos en pensar esto, y lo que no sabíamos es que a diario se forman enormes colas de coches intentando entrar lo antes posible al interior del Namib. Entre unas cosas y otras, tuvimos que hacer cola por unos 30 minutos y entramos ya amaneciendo. Teniendo en cuenta que el parking está, más o menos, a una hora desde la puerta de entrada, llegamos ya con el sol ya arriba y pegando fuerte.

Se puede llegar hasta Deadvlei y Sossulvlei por tu cuenta, o puedes dejar tu vehículo en un parking anterior y entrar en alguno de los transportes o shuttles 4x4 que posee el propio Parque para los turistas. El camino desde un lado a otro transcurre en mitad de una duna de fina arena y muchos coches, aunque sean 4x4, se quedan atascados. Estos shuttles tardan solo 15 minutos de traslado entre un parking y otro, y cuestan 180 NAD por persona, ida y vuelta. Están disponibles en todo momento justo en el parking de acceso y, en nuestro caso, preferimos no arriesgarnos y optamos por la opción de entrar en shuttle.


Deadvlei y Sossusvlei se pueden ver perfectamente en una mañana. La verdad que merece mucho la pena pasear tranquilamente y recrearse con los oníricos paisajes que ofrece sobre todo el Deadvlei (traducido como "pantano muerto" en afrikáans), una antigua laguna de arcilla blanca, seca desde hace más de 600 años, con decenas de árboles petrificados por el tiempo, la sal y el sol. Justo al lado del Deadvlei se encuentra la gigantesca duna Big Daddy, la duna más alta del mundo, con una altura media que oscila, según la época del año, entre los 300 y los 400 metros. Se puede subir hasta la cima en unas 2 horas de ascensión, pero nosotros preferimos no hacerlo, aunque vimos mucha gente que no quiso perder la oportunidad de subir a admirar el paisaje del desierto desde la cima.


Valle del Deadvlei. Desierto del Namib, Namibia
Valle del Deadvlei. Desierto del Namib, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Al otro lado del parking se encuentra Sossusvlei, un enorme salar en mitad del desierto del Namib. Mucho menos concurrido que Deadvlei (y también de menor belleza, todo hay que decirlo), es un bonito lugar por el que pasear entre enormes dunas rojas y, si hay ganas, se puede subir hasta otra de las grandes dunas del parque, la Big Mamma, de aproximadamente unos 320 metros de altura.


Tras hacer decenas de fotos y pasear por todos los rincones del parque, cogimos el shuttle de vuelta al parking y volvimos hasta nuestra camper, donde cocinamos y comimos a la sombra de un enorme árbol, ya casi sin gente y en medio de una paz y una tranquilidad casi absoluta.


Durante el camino de vuelta paramos, esta vez sí, en la Duna 40, donde dimos un pequeño paseo por la arista de la duna, y paramos también, casi llegando a la puerta de salida del parque, en un prado donde vimos pastar varias veces a un pequeño rebaño de orix. Cansados después de un largo día, volvimos al camping, hicimos una barbacoa para cenar y nos fuimos muy pronto a dormir.


Big mamma duna. Desierto del Namib, Namibia
Duna Big Mamma. Desierto del Namib, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 4. Sesriem - Walvis Bay


Nuestro cuarto día fue una jornada de carretera y mucho conducir. 315 kilómetros por caminos de tierra y rectas infinitas desde Sesriem hasta la costa namibia, en concreto hasta la ciudad de Walvis Bay. Dejábamos atrás la magnificencia y la belleza del desierto del Namib para encontrarnos con el océano Atlántico, el cual baña las costas de toda Namibia. Entre unas cosas y otras, madrugando y saliendo temprano de Sesriem, llegamos a Walvis Bay bien entrada ya la tarde.

También hay que decir que no pudimos resistir la tentación de volver a parar en Solitaire, que cae nuevamente de camino, y comprar más muffins de chocolate en McGregor´s Bakery... Y bueno, ya de paso llenamos el tanque de gasolina hasta arriba (800 NAD) antes de emprender, ahora sí, la ruta hacia Walvis Bay.


El camino se hizo ciertamente interesante ya que existen varias paradas donde se pueden ver algunas curiosidades del país y tomar algunas fotos. La primera de ellas, el cartel que señaliza el lugar exacto por donde pasa el trópico de Capricornio que atraviesa Namibia de este a oeste. Un lugar de obligada parada para hacerse una foto, estirar las piernas y continuar con el viaje.


Tras atravesar el paso de montaña de Kuisev, donde pueden verse unos preciosos paisajes rocosos desérticos, paramos un poco más adelante a ver uno de los árboles más singulares que existen en el mundo y que, por suerte, se puede encontrar también en Namibia: el cyphostemma currorii, o como es conocido comúnmente, el árbol del carcaj, ya que era con esta madera con lo que los aborígenes de Namibia fabricaban sus fundas para las flechas, y al que también se conoce como árbol mantequilla, nombre que recibe por su característico tronco de color amarillento que lo hace muy similar a la textura de este producto. De una belleza singular, este árbol es todo un emblema nacional y un símbolo de Namibia, de ahí que pueda verse en algunos lugares de especial interés a lo largo del país.


cyphostemma currorii árbol mantequilla Kuisev Namibia
Ejemplar de Cyphostemma currorii o "árbol del carcaj". Kuisev, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Tras más de 6 horas de conducción, llegamos por fin a media tarde a Walvis Bay. Bastante cansados después de tanto conducir, dimos un pequeño paseo para estirar las piernas por las Flamingo Lagoons, unas lagunas saladas donde viven miles de flamencos, y por el paseo de la playa de la ciudad. La tarde se presentaba bastante nublada y con mucho viento, y estábamos bastante cansados. Aprovechando la situación, nos dimos el capricho de cenar en uno de los mejores restaurantes de la ciudad, The Raft, donde comimos una deliciosas ostras gratinadas (150 NAD) que nos supieron a gloria celestial y el plato especial de la casa, Three Fishes (250 NAD), varios pescados de la zona fritos, entre otras cosas. Con la barriga bien llena, aparcamos la camper junto al paseo marítimo y dormimos gratis en el aparcamiento, esa noche fuera de cualquier camping, por lo que por primera vez no pagamos nada por pernoctar.


Si quieres más info sobre qué hacer en Walvis Bay, no dudes en visitar nuestra entrada Walvis Bay en 1 día: Qué ver y hacer barato y por libre en Namibia.


Flamingo Lagoons de Walvis Bay, Namibia
Flamencos en la Laguna Rosa de Walvis Bay, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 5. Walvis Bay - Swakopmund - Cape Cross

Aunque el tiempo no nos acompañó mucho esa mañana, donde el cielo estuvo muy nublado y con continuos amagos de lluvia, volvimos a madrugar para adentrarnos un poco más en la Laguna Rosa de Walvis Bay y así tratar de ver el amanecer con los flamencos para realizar algunas fotografías matutinas.


Tras desayunar en nuestra camper, llenamos nuevamente el depósito de gasolina (600 NAD) y pusimos rumbo a uno de los lugares que más ganas teníamos de conocer en Namibia, la ciudad de Swakopmund, la cual está a solo media hora de distancia de Walvis Bay. Habíamos leído cosas muy interesantes de ella y ver su arquitectura colonial nos seducía muchísimo, por lo que a media mañana ya estábamos por allí. Entre todos sus atractivos, destacamos el faro de la ciudad, el paseo marítimo y el Jetty Bridge, un antiguo embarcadero de madera con un restaurante en el extremo, el mercado de artesanías, y en general pasear por las calles del centro contemplando algunos de sus edificios de exquisito estilo colonial.


Edificio de estilo colonial en Swakopmund, Namibia
Edificio de estilo colonial en Swakopmund, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Ese día comimos en el centro de Swakopmund una carne a la brasa que estaban cocinando en plena calle por 90 NAD (unos 4,5€ los dos) y una vez visto todo lo interesante, volvimos a la carretera para poner rumbo hacia Cape Cross, nuestra siguiente parada.


Cape Cross está como a 1 hora y media de Swakopmund, y justo a mitad de camino empiezan a aparecer los primeros barcos encallados de la temida Skeleton Coast. Se cuenta que las nieblas que se forman en esa parte de Namibia impedían guiarse en ocasiones a los barcos que pasaban por allí, y algunos acababan encallados en la playa o contra las rocas. Aquí podemos encontrar el primero, el Zeila, un antiguo barco de pesca que es además uno de los más grandes de todos aquellos que se encuentran encallados. Se puede encontrar aquí.


Cape Cross no es una ciudad ni un pueblo, es una reserva natural, y en las inmediaciones solo existe un pequeño resort que cuenta con algunos lodges para turistas que desean pernoctar cerca de la colonia de leones marinos de Cape Cross. En nuestro caso, aparcamos nuestra camper justo al lado del resort, en plena playa, y pasamos allí la noche, no sin antes dar un largo paseo viendo el atardecer. Una noche más, volvimos a dormir gratis.


Barco encallado Zeila. Skeleton Coast, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 6. Cape Cross Seal Reserve - Outjo


Comenzamos este sexo día en Namibia con una de las actividades que más ganas teníamos de hacer: visitar la reserva de leones marinos de Cape Cross. Tras pagar la entrada a la reserva (150 NAD por persona), pudimos contemplar uno de los espectáculos de la naturaleza más asombrosos que hemos visto en nuestras vidas. Cape Cross es una enorme colonia compuesta por más de 100.000 leones marinos y es absolutamente impresionante ver tal cantidad de animales juntos en estado salvaje, pero además tan de cerca que incluso podrías llegar a tocarlos (algo que está totalmente prohibido, no nos confundamos!). Se pueden recorrer unas pasarelas desde donde observar a los leones marinos campar a sus anchas por el lugar. El olor que emiten es bastante fuerte, pero en unos minutos te acostumbras.


Si quieres más info sobre Cape Cross, no dudes en visitar nuestra entrada Cape Cross y la reserva de leones marinos de Namibia.


Leones marinos en Cape Cross, Namibia
Leones marinos en Cape Cross, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Tras visitar la reserva, nos despedimos definitivamente de la costa para adentrarnos nuevamente hacia el interior de Namibia. Poníamos rumbo a otra de las grandes visitas del viaje: el Parque Nacional de Etosha.

Nuestra intención era haber parado en Twyfelfontein para ver las pinturas rupestres que allí se encuentran, e incluso haber intentado buscar un poblado himba por los alrededores, pero esta fue la jornada que nos vimos obligados a suprimir por la cancelación del vuelo de ida que os contamos al principio del post. No nos quedó más remedio que tirar de carretera y realizar una nueva jornada maratoniana de conducción hasta Outjo, el pueblo más grande que existe antes de llegar a Etosha. 400 kilómetros por caminos de tierra que prácticamente nos ocupó recorrer todo el día, unas 6 horas en total. Podríamos haber llegado a Etosha, pero la verdad es que tampoco teníamos ninguna prisa, y preferimos para en esta ciudad y descansar bien antes de continuar con nuestro camino.


Una vez en Outjo buscamos un campsite y encontramos uno bastante bueno, el Etotongwe Lodge and Campsite. Nos costó 330 NAD la noche y la parcela estaba bastante bien. Además tenía restaurante y aprovechamos la ocasión para probar, por primera vez, la carne de caza. Comimos zebra y antílope a la brasa por 350 NAD los dos. Un precio bastante aceptable y la carne, todo hay que decirlo, estaba deliciosa.


León marino en Cape Cross, Namibia
León marino en Cape Cross, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 7. Outjo - Parque Nacional de Etosha (1)


En nuestro viaje planificamos pasar 3 días en Etosha, haciendo safari por nuestra cuenta con nuestra camper. Desde Outjo tardamos apenas 1 hora en llegar hasta la Anderson´s Gate, una de las puertas que da acceso al parque, en este caso la que está en el lado oeste del mismo.

Es interesante saber que el parque tiene horario de apertura y no se puede entrar ni salir más allá de las horas fijadas, salvo que estés alojado en algún campsite o lodge en el interior del parque, donde los horarios son algo más amplios. Esto es importante ya que condiciona un poco la visita, pero tampoco en demasía. Si entras pronto al parque, tienes tiempo más que de sobra para hacer safari y recorrer una parte del parque. En nuestra opinión, no merece la pena pagar un mayor precio para alojarse dentro para disponer de ese "tiempo extra", y por tanto nosotros decidimos alojarnos fuera los 3 días, la primera noche en el Etosha Village y el segundo y tercer día en la parte opuesta del parque, en Onguma, desde donde terminaríamos la visita a Etosha y pondríamos rumbo hasta Windhoek para devolver la camper y terminar nuestro road trip, que no el viaje.


Nuestro plan fue hacer un día por la parte este y noreste, otro por la parte central, y el último por la parte oeste. Os lo contamos a continuación.


La entrada al Parque Nacional de Etosha cuesta 150 NAD por persona y día, unos 8€. Si no estáis alojados dentro del parque, es obligatorio pasar cada día por la taquilla y pagar la visita, las cuales no están en las puertas de acceso. En el caso de la Anderson´s Gate, (la puerta de acceso oeste), la taquilla se encuentra en Okakuejo. Hay que entregar allí el documento que te facilitan en la puerta y abonar la entrada antes de pasar al interior del parque.


Una vez abonada la entrada, este primer día en Etosha lo pasamos recorriendo algunas de charcas o waterholes que se encuentran en la parte oeste del parque. En esta primera jornada vimos muchos elefantes y jirafas, pero sobre todo conseguimos ver un rinoceronte negro a cierta distancia de nosotros.


Rinoceronte negro. Parque Nacional de Etosha, Namibia
Rinoceronte negro. Parque Nacional de Etosha, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Antes de las 18:30, hora de cierre del parque, salimos hacia nuestro camping, el Etosha Village, ubicado justo al lado de Anderson´s Gate, y sin duda uno de los más caro de todos los que estuvimos en Namibia, que nos costó 500 NAD la noche. Las instalaciones eran muy buenas y tenían un restaurante tipo buffett con muy buena pinta. Caimos en la tentación y probamos muchos platos africanos y carne de caza a la brasa, pero el buffet nos costó 400 NAD (20€) por persona, bastante caro para lo que estábamos acostumbrados a gastar durante todo el viaje. Y es que todo es mucho más caro no solo dentro de Etosha, sino también alrededor del mismo, y no solo los alojamientos, sino también la comida y la gasolina. Es por ello que si queréis ahorrar un poco, os recomendamos llenar el tanque de gasolina hasta arriba antes de entrar al parque.


Si quieres conocer con más detalle y al completo cómo hicimos nuestra ruta por el parque, puedes consultar el post: Safari por libre en 3 días por Etosha: Desde Anderson Gate a Von Lindequis Gate.


Manada de animales en el Parque Nacional de Etosha, Namibia
Manada de animales en el Parque Nacional de Etosha, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 8. Parque Nacional de Etosha (2)

Este segundo día en el Parque Nacional de Etosha lo planificamos para recorrer el parque de oeste a este, en una larga jornada que nos llevó desde Anderson´s Gate, pasando por Okaukuejo, Halali, Namutoni y la Von Lindequist Gate, hasta Onguma, ya fuera del parque, el lugar donde pernoctaríamos las dos siguientes noches. Una larga ruta de 130 km por caminos de tierra donde encontramos numerosos waterholes y donde vimos muchísimos animales, entre ellos una pareja de leones y muchísimos elefantes, jirafas y grandes herbívoros. Una gran jornada de observación de fauna donde pudimos hacer innumerables fotografías de animales, en algunos casos desde corta distancia, como por ejemplo una juguetona pelea entre dos elefantes macho jóvenes. En hacer este trayecto, con las paradas incluidas, tardamos unas 7 horas.


La dos noches que pasamos en el lado este del parque fueron en el Onguma Tamboti Campsite, algo más caro aún que el del día anterior (600 NAD la noche) pero con muy buenas instalaciones y un buen restaurante.


Esa noche cenamos en nuestra camper y nos fuimos pronto a dormir. Fue un día muy largo e intenso.


Manada de elefantes bebiendo en una charca del Parque Nacional de Etosha, Namibia
Manada de elefantes bebiendo en el Parque Nacional de Etosha, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 9. Parque Nacional de Etosha (3)


Nuestro último día en Etosha lo dedicamos a recorrer la parte este del parque, la más cercana a Onguma, visitando el resto de waterholes que nos quedaban por ver, y donde tuvimos la inmensa suerte de encontrar a un pequeño leopardo que dormía plácidamente en la rama de un árbol, impasible a nuestra presencia. Fue absolutamente increíble, qué suerte tuvimos!

Al igual que los días anteriores, vimos muchísima fauna también en esta parte del parque, sobre todo grandes elefantes y jirafas. Tras pasar toda la mañana dentro de Etosha, antes de volver a nuestro camping paramos en Namutoni, el poblado-taquilla de la parte este del parque, donde existe una gasolinera, para llenar por completo el depósito de gasolina para el viaje antes del viaje de vuelta a Windhoek que realizaríamos al día siguiente.


Cansados ya de tanto conducir, parte de la tarde la pasamos relajándonos en la piscina del camping con unos refrescantes baños y cenamos en su restaurante mirando a un bonito waterhole que habían construido en las proximidades. El precio del restaurante del Onguma Tamboti Campsite es muy similar a los de un restaurante español, unos 10€ por plato. En nuestro caso, comimos orix y zebra a la brasa. Delicioso.


Nos fuimos pronto a la cama, al día siguiente nos esperaba un largo camino de vuelta hasta Windhoek para entregar la camper y había que recargar energías.


Leopardo joven en el Parque Nacional de Etosha, Namibia
Leopardo joven en el Parque Nacional de Etosha, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 10. Onguma - Windhoek


Madrugamos mucho para salir pronto hacia Windhoek. Nos esperaban 530 km de carretera, esta vez sí asfaltada, que tardamos en recorrer, entre unas cosas y otras, unas 8 horas.

Si no vais con tanta prisa como nosotros podéis hacer algunas paradas por el camino. Nosotros paramos a comer en Otjiwarongo y en el mercado de artesanías que hay en Okahandja. No tiene pérdida, está justo al final del pueblo, al lado justo de la carretera. Merece la pena parar y regatear por algún souvenir, se pueden sacar muy buenos precios.


Nosotros no paramos, pero nos quedamos con las ganas de visitar la reserva de fauna Africat, donde hay algunos leopardos en fase de rehabilitación. Si os gusta la idea y tenéis tiempo, está también a mitad de camino.


Una vez entregada la camper y terminar de realizar los últimos trámites, tomamos un taxi hasta nuestro hotel en Windhoek, el Puccini House, donde pasaríamos las dos últimas noches en el país. Normalmente la gente no suele visitar Windhoek, pero a nosotros sí nos apetecía a pesar de que no posee muchas atracciones turísticas, pero siempre lo hacemos y visitamos algún museo, cosa que hicimos también en Namibia. Nuestro alojamiento nos costó unos 600 NAD las dos noches.


Christuskirche. Windhoek, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

Día 11. Windhoek


Día de turismo por la capital namibia. En comparación con otras poblaciones como Swakopmund, Windhoek es poco atractiva. Aún así, aprovechamos la ocasión para visitar algunos de los museos de la ciudad, como el Museo de la Independencia, el cual tiene una curiosa historia, el Windhoek City Museum y el Jardín Botánico de la ciudad, así como pasear por algunas de sus calles más céntricas y visitar la Christuskirche, la iglesia más importante de la capital.

Museo de la Independencia. Windhoek, Namibia
Museo de la Independencia. Windhoek, Namibia | Ⓒ VIAJESCONMOCHILA.COM

A la hora de comer, nos decantamos por un restaurante en el centro de la ciudad que ofrecía platos tradicionales africanos: el Kamaya Restaurant. Probamos las famosas orugas mopane (55 NAD), un estofado de ternera (120 NAD) y un pescado frito llamado Zambezi acompañado de "pap", un pan de maíz típico en esa parte de África (300 NAD). Hemos de decir que todo estuvo delicioso salvo las orugas, que tenían un intenso sabor a tierra y no las pudimos casi ni comer.


Si quieres conocer más en profundidad qué hacer en Windhoek en 1 día, no te pierdas nuestro post Windhoek en 1 día: Qué ver y hacer barato y por libre en Namibia.


Y ese fue nuestro último día en Namibia. Al día siguiente, el 12°, cogimos un vuelo directo hacia Johannesburgo para continuar nuestro viaje por el sur de África, en este caso una nueva ruta de 11 días por Sudáfrica. Namibia nos cautivó y este fue, sin duda, uno de los mejores viajes que hemos realizado en Viajes con Mochila. Volveremos!!


No dejéis de leer nuestras otras entradas donde también os ofrecemos todo tipo de info sobre Namibia:







Esperamos que toda esta información os sirva de ayuda y si os ha gustado este post, tenéis alguna duda o queréis comentar algo, dejad vuestras opiniones en los comentarios! Saludos mochileros!! ;)

Comments


Ayuda a mantener este Blog.

Dona a través de PayPal.

PayPal ButtonPayPal Button
bottom of page